18 jul. 2010

Alguna vez escribí

" La luciérnaga prendió su luz y a Dios comenzó a dolerle la cabeza. Se tomó una aspirina y la luciérnaga durmió.
... esperemos que pase el efecto del analgésico para abandonar la oscuridad"




Me enamoro, me desamoro, me ilusiono, espero, me enamoro de nuevo, te sigo esperando y sueño con vos. Las ganas se van por momentos pero el recuerdo perdura con el olor de tu perfume. Ilusion óptica, eso es lo que es el amor y yo me ilusiono con cada mirada. ¿Y a quíen le echo la culpa?
Te sigo esperando. Insistente si, obsecionada no!